miércoles, 11 de diciembre de 2013

Indígenas zapotecos dicen no a la minería

Por Santiago Navarro F.
Fuente: Subversiones


Mientras el gobierno de Gabino Cue se jacta de que Oaxaca ha logrado un alto nivel de competitividad en el sector minero, en la comunidad de Magdalena Teitipac, están viviendo una situación de constante alerta y desconfianza hacia el gobierno y la presencia de la empresa Plata Real Minerals Inc, de filial canadiense, quienes por medio de engaños y la compra de algunas personas, pudieron iniciar la fase de exploración, barrenación y muestreo, para asegurar la presencia de metales como el oro, plata y uranio, entre otros.
“Hicieron dos perforaciones cerca de un arroyo, y eso fue lo que nos alertó, porque el agua que ahora es de color blanco, mato a unos animales. Nosotros le dimos seguimiento para informar a la comunidad y para que no se dejen engañar por unos dólares o unos pesos” nos comparten las autoridades comunales.
La empresa con sede en Canadá, junto con el gobierno estatal, buscaban renovar el contrato por medio de gente que había sido cooptada, pero la nueva autoridad de bienes comunales no quiso firmar, es así como se dieron cuenta que realmente existen esos metales y que la fase siguiente seria su explotación. Los comuneros se dieron a la tarea de buscar información y saber lo que implica este tipo de modelo extractivo.
“Nosotros quienes fuimos nombrados por la comunidad, decidimos dar seguimiento para recopilar información, entonces supimos que la minería dejará un daño irreparable, la contaminación del agua y de la tierra”
El 28 de noviembre llegó un documento para el presidente municipal que tenía como objetivo, avisar sobre una inspección del trabajo que hasta el momento ha realizado la empresa minera, pero la comunidad no les dio permiso de pasar, por lo tanto, comenzó una serie de intimidaciones y amenazas.
“Cuando empezamos, recibimos amenazas por vía telefónica y hasta posiblemente nos con todo lo que tengan al alcance.
pueden desaparecer con el poder de la empresa. A parte de estar amenazados tenemos averiguaciones previas y hay amenazas de que en cuanto salgamos del servicio nos piensan matar” sostiene otro miembro del comité de defensa del territorio de Teitipac quienes aseguran que defenderán su pueblo
En la actualidad son más 50 millones de hectáreas que han sido concesionadas para el sector minero en México, de más de 200 millones de hectáreas que son consecionables en según el Servicio Minero Nacional. En Oaxaca el 8% de cada 100 hectáreas han sido concesionadas a 17 empresas, entre ellas, figuran Plata Real Minerals Inc., Golden Trump Resources S.A de C.V; Linear Gold Corp; Arco Resources Corp; Zalamera, S.A. de C.V. filial de Chesapeake Gold Corp; SCL; Fortuna Silver-Continuum Resources; Compañía Minera del Norte; Aurea Mining Inc; Linear Metals Corp; Radius Gold; NewCoast Silver Mines LTD; Aura Silver Resources Inc- Intrepid Mines Ltd. La mayoría con sede en Canadá y por lo menos una estadounidense, la Gold Resource Corp.

Un gran parte de estos proyectos están localizados en el territorio de cientos de pueblos indígenas, a quienes se les han violentado sus derechos más elementales, según como lo determinan los estándares del derecho internacional. El convenio 169 de la OIT establece la obligación de realizar una consulta a los pueblos indígenas sobre una amplia variedad de casos susceptibles que puedan afectarlos directamente. En este caso aplica el Art. 15 que se refiere a la autorización de cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en territorio indígena.

En Magdalena Teitipac, jamás se llamó a una asamblea para informar a la comunidad sobre este proyecto y sus implicaciones, ni mucho menos se ha considerado sus formas de organización y de gobierno, ni su lengua nativa que es el zapoteco.
“…nos vienen a engañar a nosotros y el gobierno ha dado esa facultad de entrar, pero el gobierno se equivocó, porque nosotros vamos a luchar” sostiene el comisariado de Bienes Comunales. Así mismo, otro miembro del comité afirma “…aunque vivimos pobremente como pueblos indígenas, tenemos respeto y acatamos las normas de los artículos de la ley, siempre y cuando nos respeten nuestro territorio, nuestra forma de vida y nuestra comunidad”
Las promesas que ha hecho el gobierno y las empresas en el sentido del progreso y el desarrollo de las comunidades indígenas, contrastan con la realidad, pues según el Sistema Integral sobre Economía Minera (SINEM) Oaxaca es el octavo productor de oro y plata a nivel nacional, no obstante, los datos del Informe de pobreza y evaluación en el Estado de Oaxaca sostiene que la pobreza va en aumento y Oaxaca es uno de los tres estados con mayor pobreza extrema de México.
El caso de Magdalena Teitipac es solo uno de tantos conflictos que han generado los megaproyectos mineros, las presas hidroeléctricas, los proyectos eólicos y las afectaciones que han provocado en Oaxaca la plataforma que sostiene al Proyecto Mesoamérica y la denominada Economía Verde.
En ese sentido, así como lo han hecho tantas comunidades, los indígenas zapotecos de Teitipac están dispuestos a resistir y luchar hasta donde sea necesario para defender sus tierras contra este proyecto minero al cual he decidido decir: ¡No al proyecto minero!.
Al final de la entrevista se les pregunto que esperan del gobierno y si es que tenían miedo, alguien contesto lo siguiente:
“Nunca vamos a esperar una solución del gobierno, estamos organizados. Yo para morir no necesito temblar, porque estoy haciendo algo por mi gente, porque el gobierno sabe que un indígena, un huarachudo, no tiene mucho poder, pero cuando es necesario defenderse, puede hacer muchas cosas”

domingo, 1 de diciembre de 2013

La Energía Verde, nueva máscara del mercado

“El principio de acumulación sin fin que define al capitalismo es sinónimo de crecimiento exponencial, y éste, como el cáncer, lleva en sí a la muerte”
Samir Amin (2009)
Fuente: Desinformemonos
Por: Santiago Navarro F.

 
“México ha cumplido con todas las medidas; nuestra Ley General de Cambio Climático es ejemplo a nivel mundial”, afirmó Ramón Sampayo, presidente de la Comisión de Cambio Climático de México. El senador Daniel Ávila Ruiz se comprometió en la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP 19) -realizada del 11 al 22 de noviembre de 2013 en Varsovia, Polonia,- a reducir en un 30 por ciento sus emisiones de Gas de Efecto Invernadero [1] (GEI) para el año 2020 y en 50 por ciento para 2050. No obstante, en ningún momento se argumentó absolutamente nada sobre los pueblos que afectados por estas medidas implementadas, como las afectaciones hacia los pueblos indígenas zapotecos del sur de México, perjudicados desde el año de 1994, cuando comenzó a construirse uno de los proyectos más grandes  de energía eólica en Latinoamérica.

Los efectos del cambio climático son una preocupación en común de la humanidad, pero en la cumbre de la Cop 19 permeó una posición que en todo momento favorece a las empresas [2], que buscan continuar con un crecimiento económico exponencial que parece no tener fin. La crisis ecológica es un instrumento para legitimar las decisiones políticas y económicas que representan la antesala de la denominada Economía Verde, en pro de la acumulación de capital y de un desarrollo desigual. No se puede hablar de cambios radicales para la regulación de las emisiones de dióxido de carbono (Co2) si no se actúa de forma radical sobre las causas.

Si hablamos en términos económicos, el cambio climático es considerado como una externalidad o bien, una falla negativa del mercado que las empresas no pagan [3]. Es decir, el costo de estos efectos en los diferentes encadenamientos de producción de millones de mercancías no se incluye en el coste final, pero alguien tiene que pagar las consecuencias, y por lo general son los países del sur. Si elegimos una mercancía de entre las miles que se producen a diario, como el automóvil -de máquina de combustión interna o los nuevos automóviles eléctricos-, su composición requiere de más un centenar de metales, entre otros materiales. Esto implica en su mayoría, minería a cielo abierto, devastación de ecosistemas en su totalidad [4], desplazamiento de comunidades, contaminación del oxígeno y del agua, pero sobre todo, la utilización de energía, como el petróleo, carbón, gas o biocombustibles antes y después de su producción. Ya sea un automóvil que es eléctrico o que funciona con alguna energía renovable, implica externalidades negativas con un impacto directo en el medio ambiente.

“El mercado causa continuamente externalidades que hemos de entender no tanto como fallas del mercado, sino como éxitos en transferir costos a los pobres, a las futuras generaciones y a las otras especies”, sostuvo Joan Martínez Alier en su ponencia en el año 2011 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Se refirió al uso de la energía: “El mercado no consigue producir la energía ni los materiales que usamos en las economías industriales sino puramente logra su extracción y su pérdida. El mercado no sirve para temas ambientales”.

La contaminación, un nuevo mercado
Si las empresas y gobiernos buscan internalizar las fallas de mercado, no es por querer resolver el problema, sino más bien para abrir un nuevo mercado para las inversiones de capital con los permisos de contaminación –bonos de carbono- y, sobre todo, con el boom de las tecnologías limpias [5], las cuales han desatado una gran competencia entre los países desarrollados por tener su control. “Veremos una explosión de las tecnologías limpias, lo que va a generar grandes oportunidades de negocio para las empresas y gobiernos que entiendan este hecho. Porque la nación que lidere el mundo en energías limpias liderará la economía mundial del siglo XXI”, sostuvo en el año 2012 Juan Verde Suárez, asesor del presidente estadunidense Barack Obama en Economía y Sostenibilidad.

El estudio “Climascopio 2013” afirma que América Latina y el Caribe representan un atractivo potencial a nivel global [6] para invertir en energías limpias, ya que los gobiernos facilitaron una plataforma legal para fortalecer este mercado. El Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la organización Bloomberg New Energy Finance (BNEF) elaboraron el estudio, un índice interactivo [7] y herramienta virtual de evaluación centrada en mercados de energías limpias, que se lanzó por primera vez en 2012 y cuyo objetivo es la evaluación de la capacidad con la que cuenta cada país para atraer la inversión de capitales en este tipo de energías.
Este estudio sustenta que las inversiones en el sector de energías limpias en México crecieron al 499 por ciento; de 532 millones de dólares en 2011 a 2 mil 900 millones en el 2012. La mayoría de estas inversiones se destinaron a proyecto de energía eólica.

Entre los años 2003 y 2012, México recibió aproximadamente 7 mil 343 millones de dólares [8] de inversión en la industria de energías renovables; dicha inversión se concentró en los estados de Oaxaca y Baja California. Los principales países inversionistas fueron España, Estados Unidos, Dinamarca y Francia.
“Los proyectos eólicos negociaron con el gobernador y no pidieron la opinión de nosotros. Si el gobierno quiere que entre Mareña Renovables primero que nos mate, vamos a morir aquí por nuestros hijos, por nuestros nietos, porque cuando nos vayamos ellos se quedan en el mar”, lanzó una de las mujeres que viven de la pesca en el mar, y quienes junto a sus esposos, hijos y ancianos, resisten al proyecto eólico impulsado por el BID y la empresa Mareña Renovables en la Barra Santa [9] Teresa del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. El proyecto del corredor eólico que inició desde 1994 tiene como objetivo, la construcción de más de 5 mil aerogeneradores, los cuales han avanzado mediante engaños hacia las comunidades indígenas zapotecas de esta región.

El proyecto del corredor eólico del Istmo de Tehuantepec sigue avanzando con capital transnacional como el de Coca Cola-FEMSA,  Iberdrola, Acciona, Endesa, Gamesa, Mitsubishi, Vestas, EDF Electricite de France, Cannon Power Group, Abengoa, Potencia Industrial, Sanyo, Kyocera y Vientek, entre otras. A raíz de esto, las comunidades indígenas se vieron en la necesidad de organizarse y resistir por medio de sus asambleas, la policía comunitaria y las barricadas, pues las empresas y el Estado hace tiempo que empezaron a utilizar otros mecanismos, como los grupos paramilitares o grupos de choque [10] para continuar con este megaproyecto. “No queremos este proyecto porque va a matar la naturaleza y nosotros ni siquiera carro tenemos. Cuando nos hablan de desarrollo, es porque nos van a robar nuestros recursos”, sostiene uno de los inconformes.

Es posible que la estrategia de los grupos de choque sigua la recomendación del general Oscar Naranjo [11] – ex director de la policía colombiana y actual asesor de Enrique Peña Nieto-, quien sugirió al presidente de México que creara grupos de choque mixtos, entre el ejército, la armada y la policía, para contener la violencia que vive este país.

Otro punto de gran inversión de energías renovables es Baja California, donde se pretende instalar 52 aerogeneradores [12] que abarcan las zonas de Jacume, La Rumorosa, Cordillera Molina y Sierra de Juárez, en los municipios de Mexicali, Tecate y Ensenada, para producir 130 megavatios (Mw), hasta llegar a un mil 250 Mw, con una inversión total de cerca de 500 millones de dólares. En ese mismo sentido se tiene contemplada una subestación, con la idea de conectar el campo eólico con la red Powerlink suroeste de su subsidiaria San Diego Gas y Energía, para trasladar el fluido hacia San Diego, Estados Unidos.
Activistas de los Estado Unidos como Donna Tisdale, fundadora de la no gubernamental Fundación para Proteger Nuestras Comunidades, emprenden acciones judiciales para detener este proyecto. Así mismo, denunciaron a Energía Sierra Juárez, filial de la californiana Sempra Energy, transnacional estadunidense, propietaria de Sempra LNG, Sempra Energy México y Energía Costa Azul, de despojo de tierras y pago de sobornos en Estados Unidos para construir y operar su terminal de gas licuado en Ensenada, activa desde 2008.

El gobierno mexicano se jacta de ser un buen receptor del capital transnacional, como lo sostiene en su página oficial “ProMéxico” de la Secretaría de Economía. Ven como un potencial  favorable los bajos salarios que se pagan en este país a los trabajadores -5.02 dólares diarios-, así como el ahorro de hasta un 12 por ciento en costos de manufactura para la industria de baterías avanzadas en el sector de energías verdes, en comparación con Estados Unidos. “Abrir un negocio en México es más rápido y eficiente que en los BRICs (Brasil, India, China, Rusia y Sudáfrica), pues se necesitan solo nueve días y seis trámites”, afirman en su web oficial. La pregunta que queda por hacer es ¿son tan eficientes los trámites burocráticos en México, que en tan sólo nueve días pueden consultar a una comunidad sobre estos proyectos y al mismo tiempo realizar estudios de impacto ambiental?

Regresemos al cambio climático. Sí las empresas son responsables de las externalidades negativas, siguiendo la lógica de mayor ganancia y buscando pagar menos en su proceso de producción, entonces lo que ellos conocen como desarrollo o crecimiento, es lo que provoca a la par un crecimiento de la destrucción y la contaminación en diferentes escalas con los llamados fallos del mercado. Por tanto, los países desarrollados y las empresas son responsables del cambio climático y son ellas mismas quienes quieren ofrecer una solución a este problema, con la misma lógica del mercado. Pero hay pueblos y gobiernos que no esperan nada de sus iniciativas, como lo sostuvo el presidente de Bolivia, Evo Morales, antes de acudir a la Cop 15: “Nuestra propuesta es bien seria. Los países del capitalismo tienen que pagar la deuda ecológica. En vez de que cobren la deuda externa, más bien ellos tienen que pagar”. De esta forma los países pobres exigen que los países ricos paguen por daños causados en nombre del crecimiento económico.
Publicado el 02 de diciembre de 2013

lunes, 26 de agosto de 2013

“Cualquier cárcel es un centro de exterminio”


 Por Santiago Navarro F.
Erica Sebastiàn

Los presos Loxicha han estado en prisión por más de 17 años y han sido trasladados a diferentes penales, sufriendo una serie de vejaciones, acoso y tortura psicológica. En los últimos meses fueron reubicados a un penal de mediana y máxima seguridad, el día 19 de agosto los familiares de los presos políticos recibieron una llamada de un funcionario del Centro de Readaptación Social # 6 de Tabasco, avisándoles que una vez mas los reubicarían al penal de mediana seguridad CEFERESO #13 de Miahutatlán de Porfirio Díaz Oaxaca. También se les comento que tendrían la posibilidad de una televisiva, pero la condición fue, no hacer ruido con pancartas o con la prensa.  Los familiares y amigos hicieron caso omiso a esta sugerencia y emprendieron la cuarta brigada de acompañamiento para cerciorarse del estado físico y mental de los presos loxicha, al principio y al final se convoco a una conferencia de prensa donde se informo de la situación.


Al final de la visita, se pudo corroborar que los presos están bien, pues esta vez no sufrieron maltrato alguno, pero por otra parte los familiares no están conformes, pues consideran que cualquier cárcel representa un centro de exterminio y porque han demostrado en un sin fin de numero de veces que ellos son inocentes y están pagando una condena que no existe jurídicamente dentro del contexto por el cual se les detuvo, que fue supuestamente por haber participado de forma indirecta en el enfrentamiento de un grupo rebelde con corporaciones del Estado. En ese sentido, sí participaron o nò, se les debio haber condenado por rebelión y no por homicidio como actualmente están acusados.

Parte de la historia de los presos políticos Loxicha los hemos publicado en este medio en una serie de artículos llamados Las 7 piezas del Rompecabezas de los Presos Loxicha. Pero en esta situación vale la pena recordar bajo que objetivos y condiciones se construyo este el CEFERESO #6 y porque es considerado un centro de exterminio, así que dejamos la referencia del articulo llamado: Presos políticos loxicha, enviados al Guantánamo de Oaxaca (Desinformémonos, 12/06/13). A continuación la entrevista  la hija de Álvaro Sebastián Ramírez, adherente a la Sexta declaración de la Selva lacandona del EZLN.

 http://bit.ly/1dhSskm

Ligas relacionadas:

http://desinformemonos.org/2013/06/presos-politicos-loxicha-enviados-al-guantanamo-de-oaxaca-desinformemonos-120613/


lunes, 29 de julio de 2013

El otro Oaxaca y sus presos políticos

Por: Santiago Navarro F., Colectivo La Voz de los Xiches, Veredas Autónomas, Agencia SubVersiones y Centro de Medios Libres
 
 
Foto por: Santiago Navarro F
“Nuestro delito es reclamar nuestros derechos, nuestra lengua, nuestra autonomía. Estamos presos por reclamar que las empresas extranjeras dejen de llevarse nuestros recursos naturales”.
Voz de uno de los presos políticos de Oaxaca en 2006, durante la visita del Delegado Zero.
 
No se puede hablar del caso Álvaro Sebastián y de los presos políticos loxicha sin antes hablar del contexto económico, político y social de Oaxaca, pues es uno de los referentes más importantes del descontento social de esta ultima década. Se trata de un descontento que se expresó en la movilización de más de dos millones de personas en las calles y que tuvo como efecto una represión y persecución masiva de los inconformes, que dejó 26 asesinatos, más de 500 detenidos [2] y alrededor de 380 casos de tortura. Esta Oaxaca es al mismo tiempo un 
referente de la inversión nacional y extranjera para quienes la consideran un espacio geoestratégico para la nueva economía verde.

El Índice de Confianza de la Inversión Extranjera Directa, elaborado por la firma global de consultoría A.T. Kearney, señala que México se encuentra dentro de los 10 países más confiables para invertir. La Encuesta de Perspectivas Mundiales de Inversión 2013 – 2015 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y Desarrollo (UNCTAD), indica que México es el séptimo destino prioritario para la inversión en el mundo.

Dentro de México, Oaxaca ocupa un papel determinante como parte del stock mundial de recursos naturales que sirven para potenciar lo que se conoce como “Economía Verde [3]”, pues es considerado como un espacio estratégico que promete un sorbo de oxígeno a un sistema económico que da patadas de ahogado.

Oaxaca es uno de los tantos lugares donde se desarrollan megaproyectos de gran alcance, como la parques eólicos [4] -considerado uno de los mas importantes de Latinoamérica-, presas hidroeléctricas, siembra de moncultivos de palma africana, así como el decreto de Áreas Naturales Protegidas y patentes de la biodiversidad, entre otros. Al mismo tiempo que se promueven las energías limpias y la mercantilización de los ecosistemas y comunidades en su conjunto, se promueve la minería a cielo abierto, la industria forestal, la producción de maíz y alimentos transgenicos, la construcción de cárceles privadas [5] y se proyecta infraestructura a gran escala, como la construcción de carreteras para la circulación de mercancías, infraestructura para la administración y flujo de la energía.
Foto por: Santiago Navarro F.
construcción de un conjunto de

Todos estos proyectos están enmarcados dentro del Plan Puebla Panamá (PPP) implementado desde el 2001 y renovado con el nombre de Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica o “Proyecto Mesoamérica”. Varios analistas lo conocen como la segunda fase o la continuidad del PPP, que se pinta de verde a través de, entre otras cosas que se pueden encontrar en su portal oficial, las nuevas líneas de inversión sobre energías limpias o renovables y bioenergéticos.

La gran mayoría de estos proyectos no benefician directamente a las comunidades, como es el caso del proyecto eólico en el Istmo de Tehuantepec, donde la gente resiste para detener este proyecto devastador, como lo dice uno de los miembros de la barricada de la Séptima sección de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, quien actualmente esta escondido por tener una orden de aprehensión.

Estos proyectos se implementan sin consulta [6] alguna hacia las comunidades indígenas y campesinas, o peor aún, mediante mentiras porque no todos los pueblos entienden y hablan bien el español, o por medio de la compra de autoridades y personalidades con cierto poder. Si estos mecanismos no funcionan, se fragmentan las comunidades y se crean grupos de choque [7] que permiten la intervención de la policía o el ejército para mantener el orden y la paz que requieren los inversionistas para dar continuidad a sus proyectos.

Este es el contrate de un Oaxaca atractivo para las grandes inversiones transnacionales; el otro Oaxaca ocupa el tercer lugar en pobreza y pobreza extrema de las 32 entidades federativas de México. Según el Informe de Pobreza y Evaluación del Estado de Oaxaca 2012 (CONEVAL), más del 70 por ciento de la población oaxaqueña sobrevive con una economía por debajo del salario mínimo. Comunidades enteras se vieron obligadas a migrar a otras entidades o hacia Estados Unidos, principalmente. Algunos de los que se quedan se organizan y luchar por mejorar su situación o para detener el despojo de sus bienes comunes.
Foto por: Santiago Navarro F.

Álvaro Sebastián Ramírez, preso injusta e ilegalmente, es reconocido como un luchador social que lucha desde los años setenta, que preocupado por las condiciones de su región, se vio en la necesidad de organizarse para mejorar la situación que ha vivido su gente, señala Erica Sebastián, hija del preso político. La joven también comenta que su padre sabía que su encarcelamiento podría suceder si decidía luchar por una vida más justa y digna. “Yo sabía que por mi lucha en algún momento me meterían preso o me matarían y quizás ningún abogado podría sacarme, porque en este país no hay justicia”, señaló anteriormente el preso.

En el 2006, la Otra Campaña, iniciativa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), hizo un recorrido por todo México para identificarse con otras luchas. En su paso por Oaxaca visitó a los presos políticos recluidos en el penal de Santa Maria Ixcotel, donde se encontraban los presos políticos loxicha. El Subcomandante Marcos, en ese momento Delegado Zero, dijo que en México había que ponerle nombre a la injusticia, y que ese nombre era el de cada uno de los presos políticos de conciencia porque siempre los que pagan, son la gente humilde y sencilla, como los indígenas que por esa condición llenan las cárceles. En ese mismo sentido se refirió a la democracia y a la libertad en un contexto electoral que vivía México en el 2006. “Ningún país puede llamarse democrático y libre mientras tenga presos y presas por el delito de pensar diferente. Este país reparte órdenes de aprensión como si repartiera despensas para buscar  culpables”, acusó el subcomandante.


Álvaro Sebastián Ramírez y los presos Loxicha son parte del contexto histórico del Otro Oaxaca, Ése donde cada organización social tiene presos políticos, perseguidos, exiliados y asesinados. En el año 2006, cuando los profesores de la Sección 22 del sindicato fueron reprimidos, se detonó una movilización masiva de más de dos millones de personas, donde se expresó de diferentes maneras el descontento social y se tomó como primera exigencia la destitución del gobernador Ulises Ruiz. El artículo 39 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos señala que la soberanía nacional reside esencial y originalmente en el pueblo y es el pueblo quien tiene el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno. En ningún momento se respetó la voz y la exigencia de la gente en Oaxaca, por el contrario, se liberaron cientos de órdenes de aprensión y se agudizó la represión y persecución de los inconformes.
A partir del 2006, La Otra Campaña dejó en manos de la Otra Campaña Oaxaca que levantara una iniciativa por la liberación de presos a nivel nacional. Actualmente, el colectivo de la Voz de los Xiches en Prisión, junto con la Red Contra la Represión y por la Solidaridad, mantiene una lucha con los presos políticos de conciencia de México.
Uno de los miembros del colectivo de la Voz de los Xichés, quien acompaña el caso de Álvaro Sebastián, menciona que la lucha con los presos se dio a partir de que ellos mismos asumieron su caso. Aclara que no se trata solamente de lograr la liberación de los presos adherentes a la Sexta Declaración, sino de todos los presos políticos y  de conciencia del país. Álvaro Sebastián Ramírez se identificó con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y La Otra Campaña, actualmente “La Sexta”, de la que es adherente y promotor desde dentro de la prisión.
“Álvaro se reconoce en el trabajo que han hecho lo compañeros zapatistas, desde su condición de indígena. Cree firmemente en los principios contenidos en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y se asume como integrante de Red Contra la Represión y la Solidaridad. Sabe que es luchando como logrará su libertad”, finaliza Eric, de La Voz de los Xichés.
Publicado el 29 de julio de 2013
http://desinformemonos.org/2013/07/el-otro-oaxaca-y-sus-presos-politicos/print/

[1] Image: http://www.youtube.com/watch?v=3E6laFN66M0
[2] 500 detenidos: http://www.jornada.unam.mx/2006/12/09/index.php?section=politica&article=012n1pol
[3] Economía Verde: http://www.cipamericas.org/es/archives/7562
[4] parques eólicos: http://www.agenciasubversiones.org/?p=7043
[5] cárceles privadas: http://desinformemonos.org/2013/06/presos-politicos-loxicha-enviados-al-guantanamo-de-oaxaca-desinformemonos-120613/
[6] sin consulta: http://www.proyectoambulante.org/index.php/noticias/oaxaca/item/1616-radio-totopo-a-la-asamblea-popular-de-juchitan
[7] grupos de choque: http://desinformemonos.org/2013/03/implementan-grupos-de-choque-para-imponer-el-corredor-eolico-del-istmo-de-tehuantepec/

Sobre la serie “Las siete piezas del rompecabezas loxicha”
La historia de los presos loxicha se encuentra en un mar de dudas y caos controlado por las mismas instancias de gobierno y de los medios de comunicación masiva. Los medios del poder siguen llenando de obscuridad lo que entendemos como un acto ilegal e insoportable, la prisión política en este país se esconde debajo de un discurso de miedo y de falsas hipótesis que arrastran a seres humanos con nombre, rostro, dignidad e historia.
Con esta convergencia de medios buscamos desanudar y desenmarañar una parte de esta historia de lucha y represión e iluminar la vida y el recorrido de resistencia de nuestras compañeras presas políticas. Nuestro territorio político y ético parte del consenso y de nuestra adherencia a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Luchar con un preso político es luchar por la libertad, libertad de todas y todos los que queremos un mundo donde quepan muchos mundos.
Buscamos amplificar la voz del preso político Álvaro Sebastián Ramírez y de sus familiares adherentes a la Sexta, buscamos resaltar la historia y la lucha de los siete presos políticos loxicha, buscamos articular con otros familiares de presos políticos para crear canales autónomos de diálogo rebelde.

miércoles, 17 de julio de 2013

3ª. Brigada de acompañamiento a los Familiares de los Presos Loxicha


Por: Santiago Navarro F
Los familiares y amigos de los Presos Políticos Loxicha han emprendido la tercera brigada hacia el penal de máxima seguridad, el Centro Federal de Readaptación Social #6 (CEFERESO) ubicado en Huimaguillo Tabasco, buscando verificar las condiciones en las que se encuentran sus familiares y romper el aislamiento al que ha sido empujados, ya que después de la primera visita a este penal no han podido establecer ningún tipo de comunicación con ellos.
Los presos Loxicha han sido encarcelados injusta e ilegalmente por un delito que no cometieron y a más de 17 años de su detención no ha cesado la violación de sus derechos humanos nos comenta los familiares. También nos dicen que la única forma en que los han podido ver, a ha sido por medio de las brigadas, porque si van solos no les hacen caso por ser indígenas y por no hablar bien el español, aunque lleven su documentación en regla. En sus propias palabras nos dicen:
“La primera vez que fuimos a visitar a nuestros familiares llevábamos todos nuestros papeles en regla y les explicamos que veníamos desde Oaxaca y nos negaron la entrada, por el contrario mandaron antimotines y perros, hasta que se presento el director del penal
Los 16 familiares y amigos que partieron hoy 16 de julio a las 11 de la noche, tienen la incertidumbre de que una vez más les nieguen la entrada para ver a los Presos Loxicha, por eso piden a la comunidad nacional e internacional a estar atentos a cualquier situación. Ya que según  las autoridades del penal, los presos deben de estar en un proceso de clasificación de por lo menos 30 días, para medir su nivel de peligrosidad y para determinarles sus actividades correspondientes a su rehabilitación. 
En este lapso de tiempo solo tiene derecho a dos visitas y en esta segunda brigada a Tabasco se estarían agotado las dos posibilidades que tienen de ver a sus familiares y amigos, ya que después, las visitas serán calendarizadas, es decir, que en el penal decidirán cuales son los días que en podrían ser visitados, sin considerar la economía y el tiempo de los familiares que son de escasos recursos, es por eso que uno de los acompañantes de la brigada termina diciendo que esto es una violencia sistemática:
 “la primera vez nos dijeron que en este lugar se respetan los derechos humanos, pero todo lo que sufren nuestros familiares demuestran todo lo contrario, pues es una violencia sistemática que justifican con este discurso absurdo de protección a sus derechos”
Las dos últimas brigadas han sido acompañadas por organizaciones y colectivos solidarios, algunos de ellos Adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN, quienes están atentos a la situación que viven los Presos Loxicha y quienes también hacen un llamado a los Adherentes a la Sexta Declaración para que se haga eco de la lucha que han emprendido los Presos Loxicha y sus familiares quienes hasta este momento sostienen la exigencia, ya no de su la reubicación, sino su liberación inmediata.
Para màs informaciòn de quienes son los Presos Loxicha:
http://www.agenciasubversiones.org/?p=8179

Actualizaciones:
9:26 AM La Brigada de acompañamiento llega a Huimanguillo, en las proximas horas se espera el ingreso de los familiares al CEFERESO Num. 6, Tabasco.
11:24 La brigada esta arribando en estos momentos al CEFERESO Num. 6.
11:30 Todos los familiares de los presos Loxicha ingresan al CEFERESO para realizar la visita.
14:58 A las 14:50 sale una parte de los familiares que no lograron entrar al CEFERESO. El resto logra la visita.

lunes, 25 de marzo de 2013

Implementan grupos de choque para imponer el corredor eólico del Istmo de Tehuantepec



Foto: Santiago Navarro F.
Oaxaca. La compra de autoridades y  líderes sociales, la negociación de los fondos de la federación con los diferentes partidos políticos tanto de izquierda como de derecha, y el derrame económico en programas sociales, ha sido la estrategia que ha utilizado el gobierno federal y estatal en contubernio con las empresas transnacionales para justificar la ejecución del  corredor eólico del Istmo de Tehuantepec.


En una primera fase de este proyecto, en 1994 la empresa Iberdrola Renovables implementó un proyecto piloto con el parque eólico La Ventosa 1, utilizando una estrategia por medio de engaños para que la gente firmara los contratos, sin ninguna traducción en la lengua originaria de estos pueblos. Asimismo, prometieron fuentes de empleo bien remunerados y una cantidad fija por el arrendamiento de las tierras.
Actualmente estas estrategias han quedado obsoletas y se ha recurrido a la conformación de grupos de choque para contrarrestar y debilitar la resistencia de los pueblos. En los últimos días, estos grupos han amedrentado a los habitantes que sostienen barricadas para no permitir la construcción de estos parques eólicos. Uno de los habitantes que integra la barricada de la Séptima sección hacia Playa Vicente, comenta: “Hace unos días vinieron personas vestidas de civil con armas de fuego, nos empezaron a disparar y ya desde hace tiempo hemos recibido amenazas de la CROC, CTM  y el sindicato de la empresa Corona. Nosotros responsabilizamos a Alfredo Linares cercano al PRD por estas agresiones.” También nos comenta que la gente ha respondido a favor de la resistencia. “El día de las agresiones se concentraron más de 600 personas a respaldarnos, gente que no tiene miedo y que está decidida a todo por que no pase este proyecto.”
Foto: Santiago Navarro F.

Actualmente son cuatro puntos estratégicos donde se mantiene una resistencia férrea: En San Dionisio del Mar está tomado el palacio municipal desde enero de 2012 y en Juchitán hay una barricada en la colonia Álvaro Obregón para impedir el paso de Mareña Renovables a la barra de Santa Teresa; también en esta ciudad pero a la salida de la Séptima Sección hacia Playa Vicente hay otro bloqueo para evitar el paso de Fenosa Gas Natural que pretende construir un parque eólico en ese lugar y en San Mateo se desconoció al presidente municipal, Francisco Valle, por estar a favor de Mareña Renovables.                                                                        

 Según las Asamblea del pueblo de San Dionisio del Mar y Popular de Juchitán y de la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo (de Tehuantepec) en Defensa de la Tierra y el Territorio, así como del Grupo Solidario de La Venta, en rueda de prensa realizada en la Casa de la Cultura juchiteca, mencionan: “Son las empresas transnacionales constructoras las que están promoviendo la creación de grupos de choque para romper la resistencia.”
El día 21 de marzo, un grupo de hombres vinculados al presidente municipal priista, Francisco Valle Piamonte, detuvieron a  Rosa Rojas y Francisco Olvera, reportera y fotógrafo de La Jornada, así como a otros tres periodistas de medios alternativos y un habitante del municipio de San Mateo del Mar.
No es la primera vez que grupos de choque del Partido Revolucionario Institucional (PRI) intentan agredir a personas que apoyan la resistencia contra el proyecto eólico. En noviembre del 2012, más de una treintena de militantes de este partido, intentaron desalojar de forma violenta a la gente que mantenía tomado el palacio municipal de San Dionisio del Mar, entre ellos estaban: Jorge Castellanos Pino y Ernesto Juárez Valdivieso  y Ruperto Martínez, René Martínez, Celestino Olivera, Edilberto Rodríguez López, Jacinto Pineda López y Héctor Gallegos Pablo, quienes golpearon a los habitantes y saquearon el municipio.
Los grupos de choque han tenido una mayor presencia en los espacios considerados rojos por parte del estado, donde se ha detenido la inversión extranjera en los proyectos de minería, presas hidroeléctricas,  proyectos eólicos y muchos otros proyectos que implican efectos negativos para los pueblos originarios. Los grupos de choque cuentan con armas exclusivas de ejército, con vehículos y con financiamiento para moverse, no actúan por cuenta propia, ni mucho menos a la deriva, son selectivos y tienen órdenes de desarticular los procesos de resistencia.
Es posible que esta estrategia siga la lógica del ex director de la policía colombiana, el general Oscar Naranjo, asesor de Enrique Peña Nieto, quien entre sus recomendaciones, sugirió al presidente de México que creara grupos de choque mixtos, entre el ejército, la armada y la policía para contener la violencia que ha provocado el narcotráfico y la delincuencia organizada. (Milenio 06/07/12)
No hay que olvidar que la creciente criminalización de la protesta y la lucha social ha sido vinculada o reducida al crimen organizado, esto se acompaña de un aumento de la represión policial, los grupos de choque o mejor conocidos como grupos paramilitares, que han respondido a los intereses del Estado o al capital financiero transnacional, por lo tanto, lo que sucede con el Corredor Eólico del Istmo de Tehuantepec no está desconectado, ni es un problema local, ya que hay una intervención directa del gobierno federal y estatal, de los inversionistas y de los partidos políticos.
Publicado el 25 de marzo de 2013


sábado, 16 de febrero de 2013

Rumbo a la Caravana a Alvaro Obregon





Por: Colectivo Veredas Autonomas.
Entrevista a Carlos Sánchez, colaborador de Radio Totopo.
Juchitán de Zaragoza, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca
17 de febrero de 2013
1.       Radio totopo surge como iniciativa de comunicación comunitaria, para informar en lengua materna sobre el problema del corredor eólico, el corredor mesoamericano y el plan puebla panamá en el Istmo de Tehuantepec. Uno de los trabajos que hemos realizado ha sido la interpretación de los contratos de las empresas eólicas en zapoteco, el apoyo a  la formación de la asamblea en defensa de la tierra, y denuncias a las empresas eólicas por engaños en los contratos y exigir la devolución de las tierras a los comuneros. A partir de ello se empiezan a reconstituir las asambleas comunitarias en comunidades del Istmo de Tehuantepec.

2.       Desde el 2001 empieza la operación del 1er parque eólico en el Istmo, con la instalación de 1500 aerogeneradores. No ha habido ningún beneficio directo a la población, no se está respetando la flora y la fauna, no se respeta a las comunidades indígenas ni la  propuesta de los pueblos de conservar sus tierras de cultivo, su mar, su agua y su viento, por eso nos oponemos al proyecto eólico, POR ESO ESTAMOS EN CONTRA DEL PROYECTO EOLICO, no en contra de la tecnología, estamos contra la forma que se está operando el proyecto.

3.       El istmo es el segundo lugar a nivel mundial donde se puede generar energía a través del viento.  Se planea construir la subestación más grande de Latinoamérica en Ciudad Ixtepec, es la que va a concentrar toda la energía que se espera generar en el Istmo.

4.       ¿A dónde va la energía? La energía va a empresas para su abastecimiento: coca cola, Cemex, cruz azul y empresas extranjeras.

5.       ¿Quiénes son los inversionistas del proyecto eólico? El Grupo Prenial, Unión Fenosa. La primer empresa que llegó al Istmo cuando era Leopoldo de Gives presidente municipal fue la empresa Gamesa, española. Además hay un cacique acaparador de tierras, para renta y apartado de tierra, Porfirio Montero. 

6.       La situación de Álvaro Obregón: Mareña Renovables quiere construir a toda costa 103 aerogeneradores en la Barra Santa Teresa, es decir, un parque eólico sobre las tierras comunales de San Dionisio del Mar.

El único acceso por tierra a la Barra Santa Teresa es por la colonia Álvaro obregón. Los primeros que sufrirán la afectación son ellos. Ahí es el acceso de la comunidad para practicar la pesca, la afectación es que ya no van a poder accesar a la barra. Quienes ahí viven son un pueblo zapoteca con  historia, hijos de revolucionarios, hijos de soldados retirados que estuvieron con el General Charis Castro, quien en 1919 se levantó en armas contra el ejército federal y quien reclamó la devolución de las tierras comunales que estaban en manos de los caciques. Esta comunidad es la que se opone al proyecto eólico, es más de la mitad de la población que está en contra, es mentira lo que dice el gobernador y la empresa Mareña Renovables de que somos 20 personas.

7.       El día de hoy hubo una mesa de diálogo con el Secretario General de Gobierno y éste se dio cuenta  que no estaba con 20 borrachos sino que estaba con más de medio pueblo.

8.       Existen amenazas contra quienes se oponen al proyecto eólico, por ejemplo, contra Betina Cruz, Flores Peñalosa, Alejandro López y varios compañeros que recibieron amenazas de muerte

9.       La caravana: existen rumores de que el grupo que dirige Alberto Figueroa amenaza con cerrar la carretera para que no pueda pasar la caravana humanitaria que llevaría víveres a la comunidad de Álvaro Obregón.

10.   Sobre la policía comunitaria de Álvaro Obregón: Nace del ejemplo de la policía comunitaria en Guerrero y se crea para vigilar la entrada a la barra Santa Teresa. El día de hoy se presentará esta policía comunitaria

11.   Un mensaje para quienes a la distancia nos escuchan:

Desde 1994 hasta 2011 las empresas no habían mostrado su lado negativo a la población del Istmo. Pero ahora amenazan directamente de muerte a los habitantes del Istmo y es una futura acción que vamos a esperar de empresas extranjeras invasoras en nuestras tierras. Si el día de hoy nos amenazan de muerte, el día de mañana sentimos que seriamos desplazados de nuestras tierras, sería aquí un palestina mexicano, no queremos ser un país originario zapoteca, ikoot, desplazado en sus propias tierras.

Si el estado mexicano no toma cartas en el asunto de respetar las leyes constitucionales y acuerdos internacionales y tener en cuenta la propuesta de los acuerdos de San Andrés Larrainzar nosotros ejerceríamos nuestros derechos que desde 10 mil años antes de la formación del Estado mexicano ya venían practicando nuestras culturas en la región del Istmo de Tehuantepec.

Las comunidades del Istmo somos comunidades que vamos avanzando al igual que los países del mundo, las comunidades del Istmo tenemos el derecho de tener un espacio en el mundo para vivir y subsistir en este trayecto de la vida de la madre tierra en el espacio. 500 años de sufrimiento y lucha y no estamos dispuestos otra vez en sacrificar nuestras vidas para unos cuantos empresarios que justifican que los parques eólicos serán por el bien de la tierra o del calentamiento global, nosotros no creemos este argumento y creemos que las empresas eólicas están haciendo negocios con nuestros recursos naturales y sería la tercera invasión para el Istmo, por eso vamos a agotar la ultima fuerza que tenemos para poder defender este territorio y nuestro espacio que tenemos desde hace10 mil años que tenemos en la tierra.

12.   La sexta. Como radio totopo somos adherentes a la sexta declaración de la Selva Lacandona, como comunidad indígena varios de nuestros hermanos del pueblo indígena del Istmo de Tehuantepec participaron en la redacción de los acuerdos de san Andrés.